Diabetes Mellitus

Comparta este artículo

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que se caracteriza por niveles de glucosa en sangre elevados (glucemia), como consecuencia de un déficit en la secreción de insulina, acompañados en muchos casos, de una disminución de las respuesta de las células del organismo al efecto de la insulina; de no ser tratada adecuadamente, puede llevar a complicaciones crónicas que afectan la calidad de vida de quienes la padecen.

Tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1
Diabetes tipo 2
Diabetes gestacional
Otros tipos de diabetes (por enfermedades endocrinas, pancreáticas, inducidas por drogas o medicamentos infecciones o algunas enfermedades genéticas)

Riesgo de desarrollo de esta enfermedad:

  • Los mayores de 45 años de edad
  • Aquellas con diagnóstico de obesidad exógena
  • Todas las que tengan antecedentes de diabetes mellitus en familiares de primer grado
  • Las mujeres con hijos que pesaron al nacer más 4,000gramos
  • Las mujeres con antecedentes de hijos con malformaciones congénitas o prematuridad
  • Aquellas personas en las que se detecte elevación de los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Las personas menores de 50 años con antecedes de infartos del miocardio y accidentes cerebro vasculares
  • Aquellas personas con antecedentes de diabetes gestacional previa

Síntomas

  • Deseos frecuentes de orinar
  • Sed excesivas
  • Pérdida de peso
  • Visibilidad borrosa
  • Picazón en el cuerpo
  • Decaimiento
  • Calambres en miembros inferiores
  • Cortaduras o rasguños que no se curan o se curan muy lentamente

Tratamiento para la diabetes mellitus

La educación es la clave de la atención y el control de las personas con diabetes mellitus. Constituye el primer aspecto a tener en cuenta por parte del equipo encargado de su cuidado, desde el momento inicial del diagnóstico. Dado que la diabetes es una enfermedad que acompañara a quienes las presenten por toda la vida, es necesario que estén bien informados y educados sobre esa dolencia, para lograr una adecuada calidad de vida. Educación y cuidado deben marchar unidos.

Se recomienda:

  • En aquellos pacientes con hábito del tabaco dejarlo inmediatamente
  • Ejercicio: practicar ejercicio moderado y adaptado a las posibilidades de cada individuo, se recomienda ejercicio eficaz cuando se realiza todos o casi todos los días de la semana, al menos durante 30 minutos con intensidad moderada. Los ejercicios más recomendables son caminar trote suave bailar nadar montar en bicicleta
  • Se han de eliminar los alimentos con alto contenido en carbohidratos sobre todo sin son azucares de absorción rápida (azúcar, pasteles, mermeladas helados etc)
  • Se recomienda la dieta mediterránea que se caracteriza por la ingesta de productos frescos de origen vegetal (frutas, verduras, cereales, frutos secos) la escases de productos ricos en azucares refinados y carnes rojas, la presencia de aceite de oliva como la principal fuente de grasa y la ingesta de queso, yogurt, pollo y pescado en cantidades moderadas lo cual se considera una alimentación ideal para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.
  • Se debe de eliminar el consumo de alcohol
  • Evitar el uso de zapatos incomodos ni zapatos que dejen sus talones y dedos al descubierto
  • Procura que el nivel de glucosa sea el adecuado
  • Vigile todos los días sus pies inspeccione la presencia de rozaduras, llagas cortes ampollas áreas enrojecidas o hinchadas evitar que los pies estén húmedos o demasiados secos
  • Uso de lentes correctos en caso de ser requeridos, utilizar gafas de sol, no someter la vista a esfuerzos ni sobre cargas visuales
  • Se debe realizar de 4 a 6 comidas al día importante respetar los horarios de las comidas, en especial si se inyecta insulina.

--Dra. Erlinda Mercedes Carrillo Escamilla
El Salvador