¿Qué es la medicina intensiva?

Comparta este artículo

Cuando se habla de medicina intensiva, se habla la atención especializada que se brinda a pacientes con fallas de algún órgano de su cuerpo o enfermedades que comprometen la vida del paciente, esta atención está dada por un personal multidisciplinario que incluye médicos, enfermeras, nutricionistas, fisioterapistas, psicología y demás personal técnico. Todo esto se da lugar en un espacio pequeño dentro del hospital, instalaciones destinadas para este tipo de atención, conocida como sala de terapia intensiva o de cuidados intensivos donde se brinda atención personalizada de calidad, calidez.

El objetivo principal de los cuidados intensivos es restablecer las funciones alteradas de uno o varios órganos vitales y llevarlos a valores aceptables para la vida ulterior del paciente. Esto se hace con el fin de ganar tiempo para el tratamiento simultáneo de la enfermedad de base que provoco el estado crítico del paciente y devolver una persona útil a la sociedad.

En la sala de cuidados intensivos se realizan técnicas invasivas y no invasivas, se cuentan con aparatos y equipos médicos de alta tecnología que funcionan con múltiples alambres, cables y tubos de diferentes tamaños, que se introducen o se colocan en diferentes partes del cuerpo del paciente, lo que llega a ser hasta cierto punto impresionante, incomodo o anti-estético para los pacientes y para los familiares de estos pacientes. Monitores, vías intravenosas, tubos orotraqueales, sondas de alimentación, catéteres, ventiladores y otros equipos son comunes en las unidades de terapia intensiva. Estos aparatos pueden mantener con vida a una persona, pero también aumentan el riesgo de infecciones.

Las características básicas que debe de tener un paciente para el ingreso a cuidados intensivos es: 1. Que presente una enfermedad grave; 2. Que sea potencialmente reversible esta enfermedad; 3. Necesidad de vigilancia constante del personal de cuidados intensivos; 4. Necesidad de uso de equipos de soporte vital. Muchos pacientes en cuidados intensivos pueden recuperarse, pero algunos mueren. Tener directivas médicas por adelantado es importante. Éstas pueden ayudar a los proveedores de salud a los pacientes y a los familiares a tomar decisiones para el final de la vida, si estos no pueden tomarlas. Si bien es cierto, es una especialidad de vigilancia que nos permite preservar la vida y además en momentos críticos, hacer las acciones necesarias para mantener y preservar la vida.

En la sala de cuidados intensivos es un lugar de permanente atención al paciente, ya sea de día o de noche,  es un lugar propicio donde se fomenta la camaradería, las buenas relaciones humanas, el respeto mutuo dentro del personal de atención sin alterar la adecuada jerarquía, es un lugar donde el trabajo en equipo es indispensable y necesario, donde el principal beneficiado es el paciente en todas sus aristas. No se puede “dormir en los laureles” y dejar que un paciente recuperado de una gravísima situación se complique por disminuir el nivel atención que se le brinde. En la unidad de cuidados intensivos se puede mantener una calma absoluta a una emergencia vital en cuestión de segundos ya que literalmente el paciente se esta muriendo.

Se tiene por creencia popular que los pacientes que ingresan a la unidad de cuidados intensivos son ya pacientes desahuciados, si bien es cierto que se reciben pacientes con compromiso vital para la vida, se realizan las acciones necesarias para preservar la vida de los pacientes y con esto se alcanza a tener una mortalidad del 15%, no siempre significa que el ingreso a cuidados intensivos que el paciente llegue al fin de su vida.

Es un lugar donde se debe mantener la calma y la cordura, donde la comunicación constante entre el personal de atención y con los familiares debe prevalecer, para el anuncio de buenas o malas noticias, es un lugar donde se pueden vivir y experimentar anécdotas extraordinarias, pacientes con asombrosa recuperación, es el lugar donde los pequeños esfuerzos, hacen grandes cambios en la vida de los pacientes.

--Dr. Ivan Salcedo.
 Medico Intensivista
Universidad de Ciencias Médicas “Dr. Serafín de Zarate Ruiz”
Santa Clara, Cuba.

 

 

 Siganos en Facebook